InicioNosotrosClientesMetodologiaCursosArticulosContactoAviso Privacidad
 
 

Un enfoque proactivo para tratar el comportamiento poco ético en el lugar de trabajo.
Burton Goldfield, Presidente y CEO de TriNet el 19 de enero de 2015

Si bien el comportamiento poco ético no puede considerarse como algo propiamente ilegal, sabemos que en el lugar de trabajo sí puede tener consecuencias graves si no se resuelve, además de que puede crear un ambiente de trabajo tóxico en el que sus empleados y sus negocios lo sufrirán en última instancia.

Cuando los autores de Crucial Accountability (Rendición Crucial de Cuentas) realizaron una encuesta en línea con más de 900 personas con actividad laboral en el 2013, los tres comportamientos poco éticos más comunes en el lugar de trabajo fueron "quedarse el crédito por el trabajo de otra persona, disfrutar de largos descansos adicionales y reportarse enfermo sin estarlo realmente". Adicionalmente, un tercio de los encuestados reportó haber presenciado al menos una de estas violaciones a la ética durante la semana previa a que participaran en la encuesta.

Por otra parte, de ese 63 por ciento de los encuestados que fueron testigos de un comportamiento poco ético, se encontró que sólo la mitad de las veces informaron de la fechoría. Al preguntarles por qué motivo no se reportaban los casos, las cuatro razones principales fueron que "se podrían haber afectado sus carreras, hubiera sido más difícil trabajar con el delincuente, pensar que no serían tomados en serio y finalmente el hecho de no saber cómo plantear sus preocupaciones".

Lo cierto es que en las grandes empresas, un gerente o el área de Recursos Humanos pueden proveer los medios para que los empleados puedan expresar sus preocupaciones sobre el comportamiento poco ético que detecten en sus colegas, proporcionando además políticas, procedimientos y capacitación. Mientras tanto, en las empresas más pequeñas con pocos recursos y poco o ningún apoyo de Recursos Humanos, la creación de una vía para denunciar o revelar el comportamiento poco ético es difícil, así como proporcionar la orientación adecuada para hacer frente a este tipo de comportamientos. Pero no imposible.

Aunque sea su caso y su empresa carezca de apoyo robusto por parte de Recursos Humanos, considere que es fundamental para los empleados contar con una manera fácil de comunicar sus inquietudes y de igual forma para la empresa es indispensable poner en práctica las políticas, el protocolo y la capacitación relacionada con el comportamiento poco ético. Los empresarios y líderes pueden tomar las siguientes medidas para abordar de manera proactiva el comportamiento poco ético en el trabajo:

1. Crear un código de ética

Establezca el tono de los comportamientos en su lugar de trabajo mediante la creación de un código de ética. Un código de ética establece los valores que son importantes para un negocio y crea un marco común para la comprensión de los límites de la organización.

Los códigos de ética deben ser escritos en términos idealistas amplios para comunicar la visión ética de la empresa, y a la vez ser lo suficientemente breve para ser contenida en una declaración de valores. Si le hace sentido, incluya las expectativas éticas en la declaración de la misión y en los manuales operativos de los trabajadores.

Asegúrese de involucrar a los empleados clave en el proceso de redacción y formalización del código de ética. Esto asegurará que los líderes informales estén a bordo y se sientan comprometidos con los valores institucionales.

2. Establecer un protocolo

Incluya en su código de ética instrucciones sobre cómo informar de un comportamiento poco ético. Por ejemplo, establezca una línea telefónica para reportes anónimos, así como un protocolo claro para la presentación de avances en el caso, tales como solicitar una reunión privada con el gerente o supervisor apropiado.

Por supuesto, si la empresa no cuenta con un área de recursos humanos formal, la persona asignada para dar seguimiento y respuesta a los casos reportados debe ser la menos afectada con el tema en cuestión. Esto es porque al delegar el seguimiento de un tema de preocupación a una persona distante del mismo, crea confianza en que será tratado con seriedad y objetividad, creando confianza en la capacidad de la empresa para abordar el asunto de manera justa. En el último de los casos, cuando asignar a una persona interna no sea la mejor opción, apóyese de un proveedor externo de recursos humanos que brinde imparcialidad al proceso.

3. Otorgue autoridad a los empleados

Provea al personal de los conocimientos necesarios para que puedan identificar y manejar apropiadamente violaciones éticas en los procesos de la empresa. Puede lograr esto mediante la implementación de programas de capacitación en temas de ética para todos los empleados nuevos y existentes, para aumentar la eficacia del código de conducta.
Los cursos de ética están disponibles en libros y otros materiales, así como a través de capacitaciones en línea, sesiones privadas o cursos de capacitación en vivo. Usted puede incluso vincular los comportamientos éticos con incentivos de compensación, como un bono de fin de año o el pago de tiempo extra laborado, para aumentar aún más la relevancia del código a los empleados.

4. Revise frecuentemente el código

Mantener el código actualizado es un factor importante para mantener la ética de la empresa siempre en mente. Cada año distribuya copias del código de ética con todos los empleados, comuníquelo en medios inusuales como las bolsas del almuerzo y avisos, o bien a través de talleres tradicionales.

Asegúrese de que sus empleados comprenden el código, exigiéndoles que firmen un cuestionario de validación de conocimientos después de haberlo dado a conocer. Al hacerlo, usted proactivamente generará una atmósfera donde, reforzado por medios tanto formales como informales, promueve los valores que ha establecido.

Si usted hace caso omiso de la importancia de desarrollar una cultura ética, se expone a tener pronto casos como pleitos, alta rotación, baja moral e incluso la desaparición de su negocio en los peores casos. Un líder de negocios inteligente debe pues defender un código de ética escrito desde el principio, establecer el protocolo de respuesta en casos de faltas, así como examinar continuamente y promover estas directrices.

Esto le mostrará el personal que usted toma seriamente la creación de un lugar de trabajo positivo y ético. Al mismo tiempo, también establece claras expectativas específicas que todo el mundo puede entender. En última instancia, el resultado se traducirá en mejores procesos de negocio, así como empleados más felices, más seguros y por lo tanto, un negocio más exitoso.

Traducido del artículo: A proactive approach to adrressing unethical behavior in the workplace.
Ver artículo original.

 
 
 


Acerca de Nosotros



Firma Internacional que ha colaborado con
empresas de diferentes sectores a nivel
mundial, incluyendo a más de 300 empresas
de la revista Fortune.


Contáctanos

Paseo de los Tamarindos Nº 90
Bosques de las Lomas,
Cuajimalpa de Morelos, Ciudad de México,
C.P. 05110, México.


informes@vitalsmarts.com.mx
(01 55) 8526-3461


Síguenos


@VitalSmartsMX
/Vitalsmarts-Mexico