Artículos

  • El mundo Multigeneracional.

    Por: Raciel Sosa

     

    ¿No te entiendes con tus hijos?, ¿hablas y no te escuchan?,

    ¿la comunicación entre ustedes es pobre?

     

    Numerosos estudios demuestran que hoy, más que nunca, nuestros hijos no se sienten entendidos, escuchados y no logran comunicarse con sus padres. Este fenómeno ha ocurrido desde tiempo atrás pero nunca había sido tan pronunciado ni tan riesgoso como lo es actualmente.

    En este sentido, cabe destacar que los padres de ahora pertenecen a la generación “X” y a la generación “Y”, mientras que nuestros hijos forman parte de la generación “Z” y “Screeners”, lo cual está provocando que los viejos paradigmas y los comportamientos actuales no se conecten. Si a esto le sumamos la información que actualmente obtiene un adolescente a través de un dispositivo móvil, lo cierto es que es mucho más de la que disponía la gente de la NASA en los años 70´S pero sin la madurez que tenían los científicos de la NASA en su tiempo.

     

    Si no puedes comunicarte con tu hijo y viceversa de forma auténtica, sincera y cercana, tus posibilidades de formarlo, protegerlo y orientarlo son mínimas. Para lograrlo, es necesario incrementar de forma significativa el nivel de diálogo entre padres e hijos; es indispensable que ambos conozcan y practiquen los principios de comunicación fundamentales para que, mutuamente, puedan crecer y enriquecerse de lo que cada generación ofrece y, en consecuencia, de lo que cada quien puede aportar a la relación.

     

    Lamentablemente, la educación que hoy en día reciben nuestros hijos en la escuela no propone alternativas ni herramientas para lograr un mayor entendimiento entre unos y otros, formación que resulta crucial y puede obtenerse a través de distintos medios.

     

    En la relación entre padres e hijos, la clave está en el diálogo. Hablar de un problema es tenerlo ya medio solucionado; se trata del primer paso que hay que dar. Asimismo, pretender educar sin propiciar el diálogo es como intentar construir una casa sin una segura cimentación. No obstante, muchas veces no resulta fácil hablar con nuestros hijos, pero es algo que debemos intentar. Quizá se podría empezar teniendo en cuenta que el diálogo con adolescentes requiere de estrategias claves de comunicación efectiva.

     

    Te recomiendo leer el Bestseller de Conversaciones Cruciales que te permitirá conocer los axiomas básicos del diálogo interpersonal y recuerda asistir a nuestro próximo curso “Diálogos de Corazón, un propósito en Común, Conversaciones Cruciales para la Familia”.

     

    Para mayor información sobre el Libro o el curso puedes dar CLICK AQUÍ.

     

  • Retroalimentación, la base una comunicación con resultados.

    Escrito por Elizabeth Meza el 20 Jun 2017.

     

    Un estudio realizado por la firma de auditora Deloitte, señala que 80% de los colaboradores en una organización no saben cuál es el objetivo general de una empresa ni conoce la estrategia básica.

     

    “La comunicación es una herramienta fundamental para que la organización funcione, si no es adecuada afecta los resultados inmediatos del negocio, clima profesional y cultura; sin embargo, una comunicación depurada facilita el logro de resultados y minimiza los problemas de relación interpersonal o cultural”, menciona en entrevista Raciel Sosa, especialista en desarrollo de liderazgo y director general de Leadex Solutions.

    Para que la comunicación sea adecuada, la organización requiere definir sus objetivos y tener claro qué quiere comunicar, después establecer cómo lograrlo y trasmitirlo a los colaboradores.

     

    El primer paso para modificar una conducta está en el proceso de establecer con claridad qué quiero lograr, de tal forma que la tarea diaria de los empleados esté incorporada a los valores de la organización.

     

    Cómo transmitir la comunicación

     

    La comunicación tiene que ocurrir de boca a boca, menciona Raciel Sosa, pero también es importante visualizar campañas tradicionales de comunicación, como pancartas, carteles, panfletos, correo electrónico, entre otros.

     

    “Es importante utilizar una comunicación con base al tipo de organización, no es lo mismo tener una empresa de millennials, en la cual los colaboradores están familiarizados y manejan redes sociales, que una donde los trabajadores rebasen los 40 años”, detalla el especialista.

     

    Una comunicación vital se fomenta con retroalimentación y con un buen proceso de comunicación que dé continuidad al mensaje original.

     

    Raciel Sosa dice que para que esto ocurra debe existir retroalimentación apreciativa, es decir que cuando alguien esté haciendo bien las cosas, el otro reconozca su trabajo. “Ello impulsa y estimula a repetir un comportamiento deseable”.

     

    Pero también existe la retroalimentación constructiva, que se da cuando una persona se aleja de los objetivos, el jefe lo orienta para continuar por el mejor camino.

     

    Comunicaciones empleados-líderes

     

    Para muchas organizaciones fomentar una comunicación de empleados a líderes es un gran desafío.

     

    “Los mexicanos como cultura hemos interpretados que la voz del jefe es inamovible, donde lo que él dice es lo que se hace, independientemente de que sea correcto o no. El primer paso es cambiar este panorama. La organización busca mejores resultados y la verdad no depende de quién la dice”.

     

    Se requiere de un cambio mental, donde ante un problema el jefe no plantee una solución absoluta, más bien una pregunta que provoque que el empleado tome una decisión, y que esta cuente con la mentoría del líder.

     

    CRÉDITO: Elizabeth Meza Rodríguez

    El Empresario

    Para ver el artículo original puede dar

    CLICK AQUÍ

  • ¿Qué te falta para dar lo mejor de ti mismo?

    Escrito por Raciel Sosa el 28 Jul 2017

     

    El liderazgo personal no consiste en una sola experiencia. No empieza y termina con la redacción de un enunciado de la misión personal. Se trata más bien, de un proceso que consiste en mantener tu mente, visión, misión y valores en la vida, y así como organizar tu vida para que sea congruente con las cosas que más te importan.

     

    Bien sea en el terreno personal o profesional; si la única visión que tienes de ti mismo proviene del espejo social (del actual paradigma social y de las opiniones, percepciones y paradigmas de las personas que te rodean), la concepción que tengas de ti será como la imagen reflejada en los espejos deformantes de los parques de atracciones.

     

    Nuestra naturaleza básica consiste en actuar, no en que se actúe sobre nosotros, lo que permite elegir tus respuestas frente a circunstancias particulares, y, además, da poder para crear contextos que te favorezcan.

     

    Nadie puede crecer y saber por ti; la existencia no admite representantes ¡Toma la iniciativa!, esto no significa ser insistente, molesto o agresivo, sino reconocer la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan. Eres tú mismo quien tiene la responsabilidad de actuar.

     

    La diferencia entre las personas que toman la iniciativa y las que no, equivale, literalmente, a la diferencia entre el día y la noche. No estoy hablando de un 25 o 50% de veracidad y efectividad; hablo de un 5,000% de diferencia.

     

    En particular, si demuestras ser una persona inteligente, sensible ante las necesidades de los demás y estás siempre alerta, tomarás la iniciativa, haciéndote responsable de tu actuar.

     

    Todos los seres humanos tenemos más potencial del que mostramos y ejecutamos diariamente. En este sentido, cada momento es una oportunidad para identificar, liberar, expandir el talento, ser más autónomo, productivo y feliz.

     

    3 premisas para realizarse y liberar el potencial

     

    Algo que hacer: identifica qué es lo que mejor haces; la proactividad se basa en el privilegio humano de la autoconciencia. Los dos privilegios humanos adicionales que nos permiten ampliar nuestra proactividad y ejercer el liderazgo personal en nuestras vidas son la imaginación y la conciencia moral.

     

    Por medio de la imaginación podemos visualizar los mundos potenciales que hay en nuestro interior y a través de la conciencia moral entramos en contacto con leyes o principios universales, con nuestros talentos y formas de contribución particulares, y con las directrices personales con los cuales podremos desarrollarnos de manera más efectiva. Junto con la autoconciencia, estas dos características humanas te permitirán escribir tu propio guion.

     

    Asimismo, hagas lo que hagas, hazlo con disciplina; tanto para realizar actividades que no te gustan como las que sí te agradan y disfrutarlo plenamente, para poder dedicar tu vida a aquellas grandes cosas que son importantes para ti. Aunque pueda sonar contradictorio, la disciplina genera libertad; pon tu mejor esfuerzo y las oportunidades comenzarán a llegar.

     

    Algo que soñar: tus sueños liberan tu potencial; cuando te comprometes con ellos, todo lo que te rodea conspira para que se hagan realidad, lo cual provocará que logres los resultados que quieres, ya que tus emociones determinan tu conducta y ésta finalmente, determinará tus resultados.

     

    Algo que amar: por último, diviértete, trabaja en equipo y elige tu actitud. Ama siempre lo que haces para que un día hagas lo que amas.

     

    El Empresario

    Para ver el artículo original puede dar CLICK AQUÍ

  • ¿Por qué siempre culpas a alguien más? - Toma las riendas de tu vida

    ¿Crees que tienes más potencial del que demuestras cotidianamente? Deja atrás los pretextos y la frustración y atiende las causas que ayudarán a liberar tu verdadero esfuerzo. Te decimos cómo hacerlo.

     

    Me gustaría iniciar con hacerte algunas preguntas: ¿Crees que tienes más potencial del que demuestras cotidianamente? ¿No te pasa que siendo un estudiante no estás teniendo las calificaciones que tú sabes que podrías obtener?, ¿No te ha pasado, si eres trabajador, un profesional que colabora en una empresa, que sientes que tu desempeño no es lo suficientemente bueno como para que te consideren en un ascenso? O, como padre de familia, ¿no te ha pasado que sientes que podrías ser un mejor papá o una mejor mamá con tus hijos? … ¿Te identificas con alguna de ellas?

     

    Lo que sucede es que muchas veces cuando las cosas no salen bien y cuando no estamos logrando los resultados que deberíamos de lograr nos llenamos de frustración, tendemos normalmente a culpar al entorno o a culpar a nuestro jefe, culpar al maestro; inclusive, podemos llegar a culpar a nuestros hijos de que no estemos dando un buen resultado.

     

    Déjame decirte que desde hace muchos años hay investigaciones muy serias, investigaciones de carácter científico que, básicamente, han tratado de encontrar por qué algunas personas sí logran grandes resultados mientras que otras van avanzando muy lentamente, inclusive algunas se quedan estancadas en su propio desarrollo personal.

     

    A continuación, te voy a compartir el método que te va a dar elementos básicos que te van a ayudar a “liberar tu potencial”.

     

    El primer paso se llama EJECUCIÓN, lo primero que hace la diferencia entre una persona que da buenos resultados Vs una persona que no da resultados, es su nivel y calidad de ejecución.

     

    Imagina que llegas a una nueva empresa y que todavía no estás familiarizado con todos sus procesos, no conoces bien a tus compañeros de trabajo, no te han establecido todavía bien tus objetivos de desempeño y tampoco sabes qué le gusta y qué no le gusta a tu nuevo jefe, y mucho menos sabes cuál es su estilo de liderazgo; obviamente estás muy lejos de entender lo que tus clientes internos y externos necesitan.

     

    Fíjate cómo vas a tener compañeros que cuando llegan a este entorno nuevo están ahí sentaditos esperando a que alguien llegue a darles instrucciones, con la bandera de “yo estoy aquí para obedecer”; dime qué es lo que tengo que hacer y yo haré lo que tú me indiques. Estas personas son incapaces de tomar la iniciativa.

     

    También vas a notar que hay algunos compañeros que aunque saben muy poco, con lo poco que saben, con lo poco que intuyen, hasta con lo poco que “olfatean”, empiezan a hacer cosas, en palabras más concretas, son el tipo de personas que hacen que las cosas sucedan, ya que tienen muy bien desarrollado su nivel de liderazgo personal.

     

    Nuestra naturaleza básica consiste en actuar, no en que se actúe sobre nosotros, lo que te permite elegir tus respuestas frente a circunstancias particulares, y, además, te da poder para crear contextos que te favorezcan.

     

    Y el segundo paso a seguir para liberar tu potencial es tener bien definida tu VISIÓN. Todas las investigaciones demuestran que un elemento fundamental para tener toda la carga emocional, toda la energía, y todo el ímpetu que se necesita para liberar nuestro potencial, está directamente vinculado con la visión que tenemos y con aquello que queremos lograr.

     

    Piensa en la gente que admiras, en el plano artístico, en el plano deportivo, en el plano ejecutivo, o la gente que ha hechos grandes cambios en la humanidad, como Martin Luther King o como Gandhi, el común denominador de esas personas es que tenían una visión totalmente clara y determinada, de qué querían lograr y por qué lo querían lograr; se trata de dos preguntas fundamentales que tenemos que completar cuando estamos definiendo una visión.

     

    El otro elemento interesante de las visiones es que no son un proceso de inspiración, más bien son una consecuencia de haber trabajado continuamente en algo y así empezar a construir una visión … ¿Qué esperas?

     

    Raciel Sosa

    Si quieres ver el artículo original da click aqui.

Videos y Audios

Entrevista - Estrategias de Exito en 92.1 Red FM - Raciel Sosa

Copyright © 2017 Leadex - Todos los derechos Reservados.